jueves, 20 de agosto de 2009

Creo en tí

Creo en tí, mis manos blanden en el espacio

me confundo y es allí dónde encuentro los colores para pintar.

Mi lienzo ¿recuerdas?, pero esta vez dibujo tu nombre.

Creo en tí, "cada uno es como es" me repetías,

pero tú sabes bien todo lo que dejé atrás,

entre verso y verso trazo besos, ternuras, caricias...

Dibujo nombres, uno a uno, tu historia y decoro vidas

con los colores más vivos que un día soñamos.

Sopla el viento en otra fría madrugada, pero ya no siento frío,

sonrío, tienes compañía.

Quisiera contarte cómo es cuando sonríes,

cómo tiemblo cuando pronuncias mi nombre,

miro el reloj y aparecen tus ojos serenos.

A través del tiempo nos dibujan, juntos, de nuevo...

No pierdo la sonrisa mi ángel, me asomo a balcones de sueños de niña,

a veces lloro, otras busco, recuerdo tus dulces silencios

y...sabes? aún tengo vida guardada

tantos sueños por realizar. En los lunares de mi cuerpo,

estás en mí, un amor, una sangre, una vida...

Confío, creo en tí, como en un susurro, tan cerca y tan lejos

sigues aquí, sigo aquí...

3 comentarios:

Asclepio dijo...

Todos pasamos momentos tristes y alegres en la vida, algunos mas que otros, o al menos en un periodo de frecuencia menor que otros, en todo caso, la vida solo es una rueda que hoy estamos abajo, y mañana arriba, como, cuando y cuanto girará no lo sabremos nunca, pero que cambia cambia eso si te lo puedo asegurar

P. Vargas dijo...

Amiga solo puedo decir, que bueno tenerte de vuelta, como he extrañado tus textos, este post ha sido un viaje a lo más profundo de las emociones, justo como me encantan.

Cuidate señorita, un abrazo, feliz semana, nos seguimos leyendo!

Sihri dijo...

La vida es así, por una parte vamos perdiéndonos poquito a poco, pero por el otro nos vamos llenando, y es ahí donde hay que mirar, hacia todo lo bueno que tenemos dentro y que siempre estará ahí.

Hasta otra!!!